Auditoría Laboral



Una auditoría de recursos humanos consiste en una revisión de las políticas, los procedimientos, documentación y sistemas de recursos humanos, con el fin de identificar las necesidades de mejora y crecimiento de la función de recursos humanos, así como de asegurar el cumplimiento de la normativa legal.

La auditoría de recursos humanos debe ubicarse como parte de la auditoría integral de la empresa, con tres finalidades:

  • Conocer lo que se ha hecho en el pasado
  • Valorar lo que se está haciendo en el presente y por último
  • Proponer actuaciones de futuro.

De esto se desprende, que la importancia de la auditoría de recursos humanos, no es sólo diagnosticar el pasado, sino apreciar el presente y asesorar sobre la evolución futura.
Un modelo basado en la excelencia en la dirección y gestión de personas es una parte fundamental en el desarrollo de las empresas.


Los aspectos clave en la gestión de los recursos humanos pueden clasificarse en cuatro líneas de acción:

  • Liderazgo directivo. El punto de partida es identificar la cultura empresarial y definir la estrategia que permite materializarla en el conjunto de la organización.
  • Integración de las personas que trabajan en la organización. Incluyendo todos los procesos y procedimientos por los que las personas se incorporan a la organización. Aquí la comunicación es clave.
  • Desarrollo profesional. La formación y capacitación continua del capital humano. Dos aspectos fundamentales que permitirán dar respuesta a la estrategia empresarial y conseguir los objetivos establecidos.
  • Reconocimiento de la aportación de valor. No solo a nivel contributivo sino también motivacional. Importante, sistemas de evaluación del desempeño y retribución variable por objetivos, planes de igualdad y conciliación.

Los objetivos de una auditoría de recursos humanos pueden ser tan amplios como el propio campo de gestión de los mismos, entre ellos destacan:



  • Conocimiento de la estructura humana de la empresa.
  • Evaluación de los procesos de selección llevados a cabo.
  • Promociones dentro de la empresa, planes de sucesión.
  • Clima laboral.
  • Comunicación interna.
  • Estructura salarial y planes de incentivos.
  • Estadísticas de accidentes de trabajo y bajas laborales (absentismo).
  • Ausentismo.
  • Índices de rotación y coste del mismo.
  • Análisis y descripción de los puestos de trabajo o cargos existentes en la empresa.

De estas cuatro lineas de actuación, obtendremos un análisis de cuáles son las competencias organizativas necesarias para conseguir un modelo adecuado en gestión de personas; en cuanto a los conocimientos (saber),  habilidades (saber hacer), y actitudes (querer hacer).

Con la auditoría de recursos humanos se llevará a cabo un proceso de evaluación y mejora organizativa, observando las prácticas y comportamientos que llevan a cabo las personas y recogiendo las evidencias al respecto. Estos aspectos se podrán analizar de forma cualitativa y/o cualitativa.


En conclusión, realizar una auditoría de recursos humanos va a permitir que los líderes de la organización cuenten con datos solventes, una estrategia fundamentada y clara, y un plan de acción operativo adecuado.